Por fin, Angkor Wat

Nota: En nuestro viaje alrededor del Mundo decidimos saltarnos Camboya y Laos, y es una espinita que teníamos clavada hace mucho, entre otras cosas por no haber visto Angkor. Por eso el título.

Un Tuk Tuk disponible para nosotros por 15 dólares diarios nos esperaba para llevarnos al tour. Primero pasas por la taquilla, que está alejada y es un gran centro donde puedes contratar otros servicios. La entrada son 31 dólares persona y día, excepto Amalia que no paga. SI compras dos días, te regalan un tercero y tienes 10 días para gastarlo. Luego veremos que llegar al tercer día, tienes que tener muchas ganas de ver templos…

En este día iremos a ver el Small Tour, que pese al nombre es el que más cosas tiene para ver y probablemente las más importantes. Lo que vimos ese día fue obviamente el emblemático  Angor Wat, Prasart kravan,Bonteay Klein, Sras Srang, Ta Promh, Takeo Thomason, Chau Say Thavada y las puertas de entrada a la ciudad antigua. A cada templo, los niños perdían la atención. El segundo es que más les gustó pues había recovecos, pasadizos y escondites que les divirtieron. En los dos últimos se quedaron el el Tuk Tuk, saturados ya de tanto templo.

Lo que más nos gustó, a parte de la riqueza arquitectónica del lugar, fue el paseo tranquilo bajo los árboles, la tierra roja, la gente en sus puestos de comida y souvenirs, los niños yendo a la escuela en moto, andando o en bicicleta, la gente dormitando al lado del lago. Ese paseo ya merecía la pena.

Volvimos al hotel, más tarde de lo previsto pero nos dio para bañito en la piscina, un masaje de pies en la habitación y una muy temprano en el hotel, no teníamos ganas de ir a la ciudad, tal vez mañana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *