Días perdidos en Morevi

Os acordáis de todos los trámites que tuvimos que hacer para ir al parque nacional de Morevi? Vamos a repasar

  1. Pedir (y pagar) por un permiso paa entrar en el parque
  2. Contactar con varias agencias hasta encontrar una que nos reservase una parcela en el camping
  3. Ir a pagar a su oficina
  4. Pagar por un permiso adicional en la entrada del parque

Durante todo este proceso, la gente no fue especialmente amable (especialmente las de las puertas de acceso al parque, que directamente tachamos de estúpidas)

A esto tenemos que sumar 100 Km desde Maun hasta las puertas del parque, por carreteras de gravilla, arena y asfalto con baches enormes. Cuando acabamos esos 100 Km nos esperan carreteras aún peores (otros 44 km desde la South Gate hasta el camping)

Qué ayudas tenemos para movernos por el parque?

  1. Un mapa que tuvimos que pagar
  2. Ningún cartel o carteles completamente borrados por el tiempo
  3. Carreteras cortadas por árboles caídos que nadie apartaba

Fuimos a uno de los Lodges a preguntar si podíamos cenar allí – NO. Solo si pagamos 2950 pulas por persona (unos 225 €) por persona y noche (a pesar de tener todo el Lodge vacío).

En el camping no había nadie para ayudarnos – y los elefantes campaban libres por las parcelas (donde se suponía que dormiríamos nosotros) – nada de vallas.

A pesar de todo esto, volvemos a la carga – a recorrer el parque con ayuda de un mapa en papel y una aplicación de GPS (Maps.Me). Sandra combinaba la información de uno y otro en tiempo real…mientras Sebas conducía por carreteras tipo Paris-Dakkar.

Para que os hagáis una idea del tipo de conversaciones entre Sandra y Sebas

– Sandra: Tira por la carretera de la izquierda

– Sebas: Te refieres a donde hay un poquillo menos de césped que en el resto no? Eso es la carretera?

– Sandra: Supongo que sí, vigila no te metas en el agua

– Sebas: El agua no me preocupa, me preocupan los agujeros que hacen los elefantes

Pasamos unas 4 horas dando vueltas en ese parque, y todo lo que vimos fueron los sospechosos habituales (elefantes, girafas, zebras, monos, ñús) – a estas alturas no sacábamos ni fotos.

A los lados de la carretera había árboles y arbustos frondosos – con el estrés de la conducción no hubiesemos visto a ningún animal que no fuésemos a atropellar – a 10 metros de la carretera no se veía nada.

Los niños se aburrían, los adultos se estresaban…y en un momento de claridad paramos el coche.

Qué estámos haciendo? Aquí no se lo pasa bien nadie – está claro que ya hemos tenido sobredosis de animales y la recompensa no está compensando el esfuerzo.

Se llame Morevi, Serengueti o Etosha – si no nos lo pasamos bien, que le den.

Decidimos abortar misión y volver a la Guesthouse (para alivio de todos). Lo único malo es que ese «sube y baja» fueron un total de 9 horas casi ininterrumpidas de coche por carreteras dificilísimas (y de noche)

Llegamos reventados, pero contentos con nuestra decisión. A Remei y JC también les estaba «sobrando» ese día.

Los planes que no cambiamos fueron los de la cena – habíamos comprado carne para hacer una barbacoa y la hicimos. Fue una buena forma de finalizar la etapa «correcaminos» del viaje (casi toda) e inaugurar la etapa de «tranquila vuelta a casa».

Día de Recados

Al día siguiente fuimos al «centro» de Maun (en Botsuana una ciudad no es como en Europa y es difícil encontrar un verdadero «centro» de la ciudad). Acabamos varios recados pendientes: recoger un paquete de mensajería (ropa olvidada en un hotel anterior), comprar comida para el camino de vuelta y vinos para este noche

Si, VINOS! – durante todo nuestro viaje por Botsuanael alcohol ha estado prohibido, y hoy levantaban la prohibición. Decidimos repetir la barbacoa de la noche anterior, pero con vinos de Suráfrica (los mejores de la región).

Mañana nos toca test PCR y vuelta a Namibia – esto ya se va acabando. Probablemente el próximo sea nuestro último post de esta serie, donde haremos resumen de las impresiones que nos llevamos. Sin embargo ya podemos adelantar una de las impresiones que nos llevamos de Morevi – si no vienes dispuesto a gastarte una millonada no eres bienvenido (y no te lo pondremos fácil)

Un comentario sobre “Días perdidos en Morevi

  • Fani 9 septiembre, 2021 at 18:30 Reply

    225 por noche ¿? Por persona ¿? Madre mía ! Ni que estuvierais en un resort de esos de las Maldivas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *