Últimas vistas espectaculares en El Hierro

Cuando nos levantamos por la mañana, no muy temprano para que engañarnos, teníamos varias opciones. Al final nos guiamos por las fotos de Google y elegimos las que nos parecieron más espectaculares desde un punto de vista paisajístico: El Charco Manso y el Pozo de las Calcosas.

El Charco Manso

De manso no tenía nada – pero de espectacular todo. La verdad es que el baño no nos duró ni 10 minutos porque las olas eran muy fuertes y no había lugar donde descansar. Los niños se cansaban y las olas les hacían tragar agua, así que nos fuimos pronto de la zona de baño. SIN EMBARGO…las cuevas y los arcos de lava que vimos justificaron de sobras la visita. De lo más bonito que hemos visto en la isla y hasta los niños (que a menudo no entienden la belleza de ciertos paisajes) alucinaron.

El Pozo de las Calcosas

Aqui el baño duró mucho más – no porque el agua fuera tranquila, que no, sino porque podíamos hacer pie y descansar entre inmersión e inmersión. Y por la cantidad de peces que había bajo el agua – fue como un segundo día de snorkel y pasamos casi una hora en el agua. Otra hora tumbados en las piedras volcánicas pare recuperar el calor antes de irnos al partamento con una botella de vino blanco «Frontera Baboso» que es de lo mejorcito que hemos probado en la isla (50 euros la botella en el super).

Así cerramos la visita al Hierro, una isla altamente recomendable para familias, amantes del fondo marino y de los paisajes extremos. Entre 4 y 5 días son perfectos para esta isla, y nosotros estamos encantados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.