Entre Ballenas y Gigantes

Ayer volcán, hoy agua.Fuimos hasta Las Galletas, en el sur de la Isla , para coger un barco con el que avistar cetáceos. Escogimos la compañía Biosean, porque son biólogos marinos e investigadores, hacen grupos pequeños  y son respetuosos con los animales. El día estaba mu ventoso, y aunque casi nos anulan el viaje, finalmente salimos a la mar.

Compartimos un viaje con 4 checos, un viaje  movidito, con olas considerables. Los niños lo pasaron en grande, aunque hubo momentos de miedo, Sebas y Joan Carles acabaron vomitando.

Finalmente vimos ballenas residentes, delfines y una tortuga, aunque no en el número que nos hubiese gustado.

Comimos en un restaurante de cara al muelle un buen pescado y marisco.

El sol nos había dado sin tregua en el barco que no disponía de sombra nada más que para el capitán, pero insistimos en ir a la playa de Guíos a ver el acantilado de los Gigantes y pegarnos un bañito. Primero  admiramos los acantilados desde el mirador de Archipenque, antes de bajar a la playa, en una localidad muy turística.

Volvimos tas el baño al alojamiento y salimos a cenar en el restaurante Tela marinera, en el centro de Santa Cruz. Fue la forma de despedirnos de Tenerife, paseando de noche por su centro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.