Los Cayos

Esta entrada pertenece a la serie Belice
Ver Más Entradas

Queríamos abandonar Placencia y dirigirnos a los Cayos porque parece que están unos de los mejores lugares para snorkel y buceo. Los Cayos son islas, algunas tienen apenas unos metros, otras están habitadas. La decisión parecía fácil: Ambergris o Cayo Caulker. La primera estaba más habitada y parece tener mejores playas, la segunda es más barata pero sin playas aptas para el baño (lo que hay es coral).

No quisimos escoger y decidimos ver primero Ambergris y luego Cayo Caulker. Cogimos el bus gallina de las 6 de la mañana y después de algunos cambios de buses llegábamos a Belmopan, la capital. Nos dimos cuenta de que habíamos llegado a la capital porque vimos un cartel, pero la sensación era la de estar en un pueblo más. Allí cogimos otro bus y a las 10:15 llegábamos a Belice City, que es donde se cogen los water taxi hacia los Cayos.

Belice City es, bueno, es peligrosilla. Sebas se fue a echar unas fotos a la zona centro del pueblo y se acercaron unos cuantos «amigos» en cuanto vieron la cámara de fotos, se fue pitando de allí. Una mujer local nos informó que es mejor no salir de noche en esta ciudad.

Salimos a las 12 de la mañana hacia Ambergris, y después de una hora y media llegamos al muelle de la isla. Para los que no lo sepan (nosotros tampoco lo sabíamos) Ambergris es lo mismo que San Pedro (el nombre de la ciudad principal y única de la isla). San Pedro por lo visto enamoró a Madonna y quizás recordéis «La isla bonita», dicha isla es Ambergris.

Sólo hay una calle pavimentada, las demás son de arena de playa. Hay restaurantes y hoteles a punta de pala, pero…. todos caros. Conseguimos un alojamiento «barato» por 45 dólares, el sitio era un zulo con baño compartido y piscina, aún así era lo más limpio que pudimos conseguir con esa pasta.

La comida, un lujo, es más cara en Ambergris que es  España. El turismo está bastante seleccionado en esta isla, gringos mayores y familias adineradas. Nos las ingeniamos para comer en puestecitos de la calle de familias hispanas. Comida buena y barata. Objetivo logrado.

La isla está llena de carritos de golf que pasean gente para arriba y para abajo, creando problemas de tráfico y eso que estamos en temporada baja.

Las playas bueno…. no nos hubiese hecho falta salir de Roda. Y es que Belice pese a estar en el caribe no tiene playas bonitas y tampoco las cuidan mucho.

La conclusión es que o bien Madonna estaba fumada cuando escribió la canción, o la pobre ha viajado poco, o hace 20 años esta isla estaba infinitamente mejor.

La decisión fue unánime, nos íbamos al día siguiente a Cayo Caulker. Nos alegramos todavía más de la decisión cuando al día siguiente en el muelle vimos un cartel de «se busca» de un hombre que había matado a otro la noche de nuestra llegada. ¿Cómo piensa salir de la isla, si es un escupitajo de arena?.

Y un misterio que no hemos desvelado ¿por qué los hispanos que hablan  español se empeñan en hablarnos inglés cuando les hablamos español? (música de Expediente X).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.