Seoul, segunda parte

Esta entrada pertenece a la serie Corea
Ver Más Entradas

No nos hemos levantado temprano hoy, ahorrarnos una comida es casi una ventaja en un país donde todo es picante. Como siempre nos acaba salvando una panadería francesa.

Estamos en zona céntrica, así que visitar templos o palacios es cuestión de una o dos paradas de metro.

Llegamos al primer palacio del día: Unhyungung. En este palacio vivía el padre del rey Ko-jong, imaginad que infancia más dura tendría este chaval en España. En este palacio se tomaban algunas de las decisiones políticas y escasas ceremonias. Por las fotos se puede ver que no era el palacio de un rey, por la modestia y la sencillez.

Como no estábamos saturados de palacios, nos fuimos al  Changdeokgung. Se construyó en el 1405. Como siempre la invasión japonesa se encargó de quemar todos los edificios del palacio. Se reconstruyó poco después de acabada la guerra y fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997.

Para entrar en el palacio tienes que ir forzosamente guiado, por suerte, en inglés. La visita ha merecido la pena, la guía hacía muy bien su trabajo y se agradece un poco de historia sobre el palacio. La contramoneda es que estaba hasta los ojos de turistas, y para nuestro gusto éramos demasiada gente. Todo y eso, un paseo muy agradable.

Se acabaron los templos por hoy. Nos hemos ido al centro a cenar,por callejones llenos de galerías de arte, souvenirs y restaurantes.

Al volver en metro a nuestro hostal, un coreano de mediana edad nos ha sorprendido porque hablaba inglés y porque ha sido muy amable con nosotros.

Un comentario sobre “Seoul, segunda parte

  • Pilar Zamora 2 septiembre, 2008 at 22:04 Reply

    Parejita de bichitos!!!

    Como va vuestro magnifico viaje?

    Por las fotos que he podido ver y algun comentario que me he detenido a leer puedo percibir que de momento no os está iendo nada mal, todo lo contrario, vaya parajes y diversidad de culturas que estais descubriendo.

    Me dais muchisima envidia … ahhh … pero que conste que es envidia sana!

    Me alegro muchísimo que lo estéis disfrutando tanto y adelante que aún os queda la mitad del viaje, campeones!

    Que tal por Japón? Os ha sorprendido como esperábais? Tienen una educación admirable que no se encuentra en ningún lugar. Visitasteis Tokyo? El himalaya urbano, 🙂

    Bueno parejita, desde Barcelona os animo a que sigais luchando y experimetando nuevas experiencias.

    Un fuerte abrazo,

    Pilar Zamora

    PD. Este hobby lo tendrían que incluir en los juegos olímpicos, no creeis?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.