Día de templos en Gyeongju

Esta entrada pertenece a la serie Corea
Ver Más Entradas

No nos hemos levantado temprano, nos costó dormir. Aunque dormir a lo coreano es «guay», no es nada cómodo y después de notar todos los huesos del cuerpo pedimos un colchón. Sólo tenían uno de 90 cm y no estamos delgados, no damos más detalles.

Hemos desayunado tostadas con huevos fritos y café con leche cortesía del hostal. Hoy toca ver el Templo Bulguksa.

El templo está a las afueras, hay que coger un autobús. El conductor estaba como una cabra pero hemos llegado sanos, sólo un poco mareados.

El templo budista se construyó entre los años 751 y 774, pero fue quemado en el 1593 por los japoneses (ellos como siempre haciendo amigos en Asia). Entre 1969 y 1973 ha sido restaurado. En 1995 se incluyó en el Patrimonio Cultural de la UNESCO.

No hay muchos turistas por suerte y el día pinta feo, a punto de llover, por lo que lo hace perfecto para perderse por el templo. Es bastante sencillo y como no, cuenta con 2 pagodas en el patio principal.

 

 

Una de las cosas que más nos ha gustado, ha sido un pedazo de jardín donde la gente hace sus propias pagodas con piedras pequeñas. Hemos podido captar el momento en que dos niñas están haciendo las suyas.

Después de visitar el templo hemos vuelto al hostal, y el nuevo conductor de autobús que era distinto al primero, está igual de loco al volante.

No nos quedan ánimos para comer. Hemos comprado unas pastitas en una pastelería francesa y por suerte hemos localizado el Pizza Hat en el mapa para esta noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.