Parque nacional Durmitor

Esta entrada pertenece a la serie Montenegro
Ver Más Entradas

El objetivo del día es ir poco a poco y disfrutar del parque y la naturaleza. Zabljak es el emplazamiento perfecto para hacerlo, aquí en invierno vienes a esquiar y en verano a hacer senderismo.

Queríamos ver el lago Crno (Lago Negro), se puede llegar en coche bastante cerca, donde hay un parking por 2 euros y allí puedes comprar la entrada a todo el Parque (3 euros adultos, niños gratis). Caminas por una carretera asfaltada con algunos puestecitos donde se venden licores caseros, miel y frutos rojos.

Tras un paseo fácil llegamos al lago de aguas azules, así que no sabemos de dónde le viene el nombre. Alquilamos una barca (9 euros una hora) y recorrimos el lago (en realidad son como dos lagos, uno grande y otro mucho más pequeño unidos por un pequeño brazo). La verdad que la experiencia resulta gratificante tanto por la naturaleza que envuelve como el poco esfuerzo invertido en llegar hasta él.

Tras la visita comimos algo en el pueblo antes de ir a nuestro segundo objetivo del día. Antes de nada, decir que nuestra experiencia gastronómica en la región no está resultando muy agradable, primero por el uso en la cocina de demasiada leche y queso amargo (según nuestro gusto claro) y porque se permite fumar en todos los restaurantes, cosa que nos resulta especialmente desagradable.

Tras la comida emprendimos camino hacia el lago Zminje, ya no era tan fácil acceder y de hecho tuvimos que dejar el coche aparcado porque el camino se estaba poniendo impracticable. Tras un paseo en medio del bosque llegamos al lago, bastante diferente al anterior, queda literalmente escondido entre el bosque y su color verde nos sorprende.

Reposamos un poco en la orilla y volvimos al hotel a descansar antes de la cena, tenemos media pensión en el hotel, la única pega como siempre es el tabaco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *