Monasterio de Rila

Esta entrada pertenece a la serie Bulgaria
Ver Más Entradas

Decidimos hacerlo de tirón desde Melnik, aprox 2:30 horas.  Es el monasterio ortodoxo por excelencia de Bulgaria y patrimonio de la UNESCO. Se fundó en el siglo X por Iván de Rila, se le otorgaban poderes sanatorios. Su mano izquierda se guarda en un cofre de plata, su mano derecha se donó a la iglesia rusa para recaudar fondos.

Dentro de la iglesia de la Natividad, también se encuentra la tumba del Tsar Boris III de Bulgaria, que murió envenenado por los nazis por salvar a los judíos búlgaros.

No vamos a comentar la estructura, la iglesia, el nombre de las puertas, la torre ni nada de esto, pues se puede encontrar en internet con todo lujo de detalles. Diremos que es bonita, lo es mucho, que no se pueden hacer fotos dentro de la iglesia, los frescos son descomunales, todo el entorno, no solo el monasterio, es bonito, fundido en las montañas de Rila.

La nota negativa, para entrar hay que ir tapadito, sin pantalones muy cortos, sin enseñar hombros y en actitud callada. A nuestros hijos les llamaron la atención varias veces por se ellos.

Camino a nuestro hotel, comimos en un restaurante al lado del río, donde valía más el emplazamiento que la propio comida y nos fuimos porque estaban de paso a las  Pirámides de Stob.

El camino es empinado, a veces peligroso y resbaladizo, las vistas son muy bonitas pero claro ya venimos de Melnik y no nos impresiona. El esfuerzo y el sol nos dejan cansados, tomamos unos refrigerios antes de llegar  a Blagoevgrad, nuestro destino y   a nuestro sorprendente apartamento en Lili Guest House.

Mañana es el día de la excursión, nos vamos a los Siete lagos, fuimos a comprar comida y bebida para lo que  nos esperaba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *