Ah Menlik! Pirámides de arena y vinos con gaseosa

Esta entrada pertenece a la serie Bulgaria
Ver Más Entradas

Salimos camino a Melnik, qué hay que ver allí? Ver ver poca cosa, las pirámides de Melnik y el pueblo en sí, pero es una de las zonas vinícolas por excelencia de Bulgaria. Vamos a por unos vinitos…

El camino fue largo, tortuoso y lleno de curvas, pero llegamos tras 3 horas para comer en una taberna típica de Melnik. Los precios en el sur son más baratos.

Martín y Sebas estaban tan cansados que se quedaron en el hotel con los niños, Remei, Joan Carles, Ana y Sandra se fueron de vinoteo. Quisimos experimentar una bodega local, en el propio pueblo, de hecho en la misma calle del hotel subiendo una cuesta. Allí nos recibe el bodeguero, nos explica que los años de la bodega ni los sabe , pero que su familia la regenta desde hace 230 años. La bodega es bonita dentro de una Cueva natural , con temperatura constant y conductos de ventilación. Nos hacemos unas fotos y empieza la cata, la entrada da derecho a 1 cata, así que decidimos coger 4 y  probar diferentes vinos , a saber: blanco, Rosado, tinto semi seco y seco. El vino blanco sin nada destacable, el Rosado era tinto con agua, el semi seco juramos que llevaba gaseosa ( veíamos las burbujas ) y el tinto seco lo puedes usar con calimocho.

Salimos sin comprar como es lógico y fuimos frente al hotel donde podías hacer cata de vino exóticos como los llaman ellos, era una tiene que ofrece cata de vinos. Decidiimos probar de higo, de frambuesa y vino de hielo, defraudados empezamos a pensar que en la tierra del vino, el vino era de muy mala calidad. Así que preguntamos en el Hotel (Bolyarca) donde podíamos hacer una cata y no dijo que ellos fabricaban su propio vino. Nos quedamos a unas copas, sorprendentemente estaba muy Bueno y nos lo acompañaron con queso blanco tipo feta y estofado casero..

Animados, bastante animados acabamos nuestro periplo vinero en una tienda de degustación de vinos, nos gustaron tanto que compramos tres botellas..

Buen inicio, anunciaban lluvias al día siguiente a partir de las 12 horas, así que decidimos irnos pronto a la cama para madrugar mañana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *