Nos movemos a las famosas playas

Esta entrada pertenece a la serie Indonesia
Ver Más Entradas

Nuestra aventura en Bali finalizaba con dos días de perreo en una de sus más bonitas playas, según son conocidas. Así que nos movimos y arrastramos a Hugo hasta el sur de Kuta (lo más famoso de Bali en cuanto a playa), en concreto hasta la playa Balangan.

El taxi desde Ubud y casi dos horas, no es por la distancia, sino por el tráfico y lo lentos que van, nos costó 450.000 rupias. Llegamos a nuestros Bungalows en una recóndita playa, Merta Sari Bungalows. El alojamiento estaba bien, espacioso y limpio, la piscina lo mejor, pero el servicio de restaurante… lento… muy lento –  la comida estaba sabrosa si especificabas que no fuese picante.

Esa misma tarde llevamos a los enanos a la playa a dar un paseo. El camino hasta la playa es bastante rústico, empinado pues hay que bajar un pequeño acantilado desde donde las vistas son espectaculares.

Finalmente llegas a la playa que a modo de resumen es para surferos, corriente, olas enormes y gente guay. A nosotros nos pareció bonita, pero nada comparado con Fernando de Noronha. Pasamos una buena tarde solo observando el ambiente de los chiringuitos y como los surferos iban y venían. Cuando ya decidimos que era suficiente para Hugo volvimos a casa, con la luz de los móviles, porque había oscurecido y no se veía un pimiento. No había estado del todo mal.

Al día siguiente nos fuimos a la otra playa de renombre, Jimbaran, en esta playa el nivel es diferente, no hay gente guayona, hay gente de pasta. Superhoteles lujosos, spas, etc…Aún la pomposidad en la playa había occidentales, pero también gente local e incluso pudimos ver una boda.

El ambiente era muy agradable, los chiringuitos de mar tenían las mesitas encima de la arena… pero nosotros decidimos pasear por detrás 🙂 cuando una rata se apareció en medio del camino y un trabajador de uno de los restaurantes la pateó a la alcantarilla. Lo pillamos in fraganti, y todo nos echamos a reir. (sobre todo porque la patada a la rata no impidió que nos ofreciese ver el menú, mientras el del restaurante de al lado nos decía “he is a good cleaner eh?”)

Nos alejamos un poco del lujo y nos metimos en las callejuelas a vagabundear, nos gustaba más ver a la gente de aquí en sus casas y con sus rutinas.

El ruido de las motos es molesto pero encontramos un paraíso, una pastelería japonesa muy silenciosa y con un capuccino muy bueno.

Terminamos con un baño nocturno en la piscina de nuestro alojamiento y a empaquetar que al día siguiente nos movemos a Manado por fin a bucear!!

Espera… que han entrado en erupción dos volcanes mientras estábamos en Bali y se han anulado más de 200 vuelos?? ups. ¿Seremos afortunados o hemos pisado un ñordo gigante?

Un comentario sobre “Nos movemos a las famosas playas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.