Negociando el Confinamiento – Gunung Kawi

Esta entrada pertenece a la serie Indonesia
Ver Más Entradas

Al siguiente día (después del Hospital), Hugo estaba hecho una braga y decidimos dar el día por bien invertido en su recuperación – sólo Sandra y Amalia salieron a comprar medicinas y a ver un poco el centro. Sebas y Hugo se pasaron el día entero en el sofá viendo los dibujos y atendiendo al pequeño dictador (es un enfermo pesadísimo!)

Pero Hugo es como es, y al día siguiente, ante la idea de que su hermana viese un templo que él iba a perderse, nos pidió salir de paseo. Sebas no estaba muy de acuerdo, pero Sandra insistió y al final lo hicimos.

Lo bueno? Vimos uno de los templos más bonitos y el que más nos ha gustado de Bali. El enclave era lo mejor (con riachuelos, cascadas y tallas hechas sobre la montaña).

Lo peor? Los 300 escalones que hay que bajar y subir para llegar..y que Hugo se arrepintió de su idea cuando estábamos a medio camino –  es decir, lo vimos todo bastante deprisa y tuvimos que subir los 300 escalones con los niños en brazos. Una paliza.

De allí Hugo y Sebas volvieron a casa, y Sandra se volvió a quedar con Amalia en el centro, mirando tiendas y viviendo el ambiente – la idea es que Amalia no lo se aburra y que Hugo esté más tranquilo sin la pequeña pulga chinchona.

Vuelta al confinamiento, pero tenemos que agradecer haber visto al menos eso en las circunstancias actuales.

Eso sí, las paperas parecen ser bastante compatibles con la piscina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.