Últimas inmersiones y un día excursión

Esta entrada pertenece a la serie Indonesia
Ver Más Entradas

A pesar de estar completamente recuperado de las paperas, Hugo no lleva nada bien que nos vayamos a hacer scuba por la mañana. Son 5 horas sin nosotros que podría pasar en la piscina, jugando o viendo películas (incluso socializando con los demás niños del resort)…pero no. La barrera del idioma es muy dura para él y cuando se acerca la hora empiezan los llantos, las pataletas y las súplicas para que nos vayamos.

Amalia no tiene ningún problema en quedarse con los empleados del resort, que le han cogido mucho cariño y se pasa casi todas las horas durmiendo. Pero Hugo ni dormir quiere.

20150715_142658

Por eso ya decidimos hace unos días hacer 2 inmersiones diarias en lugar de 3…y el jueves decidimos no hacer la del viernes. Además, el jueves nos lo llevamos en el barco con nosotros.

Al principio eso lo calmó, pero enseguida empezó a decir que tampoco quería esperar los 60 minutos que duraba cada inmersión…pero ahí tuvo que transar.

Las inmersiones fueron buenísimas, de las mejores que hemos hecho aquí. Vimos un Giant Frog Fish (bastante difícil de ver y muy interesante), atunes de 1,5 metros, tortugas a pocos centímetros que se limpiaban contra el coral, una Brain Shrimp…una pasada. Nuestro compañero de inmersiones Joe Graham es fotógrafo submarinista aficionado (aunque con un nivel profesional) y tuvo el detalle de pasarnos algunas de sus fotos que posteamos aquí.

En total hemos hecho 10 inmersiones y estamos muy contentos, tanto con lo que hemos visto como con el hecho de haber sido capaces de hacerlo con los niños (aunque a Hugo le haya fastidiado un poco…pronto se lo compensaremos con creces)

 

Esa tarde volvimos al pueblo a que Hugo pudiese jugar a las “máquinas” – máquinas de arcade del año de la picó en el mismo centro comercial. Hicimos un “completo” = máquinas de arcade, parque infantil, tren infantil… Y volvimos a casa contentos y con algunos souvenires.

Al día siguiente nos apuntamos a una excursión que incluía una visita a una cascada bastante chula donde nos dimos un baño (todos menos Sandra, por aquello de tocar cosas extrañas con los pies cuando no ves el fondo) y un cementerio tradicional indonesio

La gente se las depositaba en urnas gigantes con una tapa de piedra tallada según su clase social y profesión…los holandeses lo prohibieron a finales del siglo XIX por el olor y las contraindicaciones higiénicas (las tapas no eran herméticas…con el calor tropical os podéis imaginar el caldo que se hacía ahí dentro)

 

También nos mostraron una piscina de aguas minerales con gases que que procedían del subsuelo donde antiguamente se bañaban príncipes y reyes.

Fue interesante y sobretodo los niños disfrutaron de estar otra vez todo el día con nosotros. Fue una buena despedida de Manado y de Indonesia en general.

Al día siguiente nos despedimos del personal de Thalassa Resort (que tan bien nos han tratado y cuidado de nuestros peques) y marchamos al aeropuerto.

Y aquí nos gustaría cerrar nuestro viaje por Indonesia…

Pero no.

Un funcionario corrupto de inmigración nos estafó 200 €. Os ahorraremos los detalles, pero había un poli malo y uno bueno diciendo que una nueva ley nos impedía coger el avión…y que por 200 € ellos nos ayudaban. Nosotros lo vimos venir desde el principio y sabíamos de qué iba el tema y que la ley esa no existiría…pero quedaban 15 minutos para embarcar y nos jugábamos quedarnos en tierra con los niños. Las cosas han cambiado mucho desde Guatemala…con niños somos mucho más vulnerables (no quieres que ellos lo sufran)…y este pedazo de mierda lo sabía.

Así que una despedida brillante se convirtió en un trago amargo. Si tenemos el tiempo y las ganas, mandaremos una carta a la embajada indonesia en España sobre el tema.

De todos modos, Indonesia ha sido genial. A la altura de Tailandia en cuanto a facilidad para viajar, precios y cantidad de cosas que ver y hacer…y con una gente realmente auténtica y abierta como en Filipinas. Sin duda, recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.