In the jungle, the magic jungle, the lion sleeps tonight…

Esta entrada pertenece a la serie Indonesia
Ver Más Entradas

Esa era la canción que Sebas cantaba para tranquilizar a Hugo….y porqué hacía falta tranquilizarlo?

Pues porque, por segunda vez en su corta vida, volvimos a arrastrar el pequeño culete de Hugo por la Jungla. Y como la primera vez nos pareció tan “fácil”, esta vez nos trajimos también a Amalia. No aprendemos, no.

Después de ver lo más importante de Yogja, el tercer “highlight” es el  volcán Merapi. Es un volcán activo con ciclos de erupciones cada 4 años (la última en 2010, así que no debe quedarle mucho). Llegar hasta la cima con ellos es imposible (de hecho, nosotros solos ya sudaríamos lo nuestro…son casi 4 horas de caminata), así que decidimos algo más realista.

No sabíamos muy bien hasta donde podríamos llegar cuando entramos en el parque, pero empezamos a andar muy rápido – impulsados por los gritos de pavor de Hugo y Sandra al ver como una avispa de alas naranjas y unos 4 cm. de largo acababa de matar a una araña roja enorme y se disponía a atacarnos a nosotros.

Justo cuando Hugo y Amalia empezaban a dejar de temblar y empezaban con la risa nerviosa que viene tras el susto, un ejército de monos empezó a pegar saltos desde los techos de chapa (con el ruido que eso hace) para aterrizar a escasos centímetros nuestros. Pánico total 2.

Volvimos a correr hasta la entrada de la Jungla, donde Hugo ya no quería saber nada de tocar el suelo.

Pasamos unos cuantos escalones “aupa” hasta que se calmaron los ánimos…pero enseguida empezaron los escalones imposibles y las cuestas resbaladizas con barranco a un lado y pared al otro.

Nos pasamos os siguientes 800 metros de escaleras y cuestas arriba con los niños a cuestas, oyendo todo tipo de ruidos de la selva.

Por fin llegamos al puesto de observación donde debíamos poder ver el volcán…pero solo pudimos ver las nubes que lo tapaban. Aún así la experiencia fue entretenida y lo pasamos bien. Alguna avispa gigante volvió a animar la fiesta y se llevó un pañuelazo.

Volvimos al pueblo a comer y de ahí, sin mucho más que hacer, decidimos ir a ver la playa de arena volcánica (negra) que está más cerca.

En la playa nos montamos en unos carros a caballo que nos dieron un paseo bastante rápido por toda la playa (larguísima, enorme y brillante). Los niños jugaron con las olas (solo los pies) y volvimos a casa reventados.

A la vuelta pudimos cenar tranquilos (los dos dormían) y tuvimos una experiencia un poco fea. Al salir del cajero automático, un tipo empezó a seguir a Sebas con intenciones bastante claras. Parecía que se hacía señales con otro…hasta que vieron a los enanos durmiendo con Sandra. Entonces abortaron. En estos países muy pocos se arriesgarían por un guiri sobrado de dinero al que le están quitando un poco…pero por lo que hemos visto, se comerían con patatas a cualquiera que pusiera en peligro a un niño. Esta vez, ellos nos han protegido a nosotros.

4 comentarios sobre “In the jungle, the magic jungle, the lion sleeps tonight…

  • dora 1 julio, 2015 at 12:00 Reply

    Por fin noticias! se los echa de menos. Preparense porque en cuanto vuelvan les saco la custodia de los niños, cómo los vuelven a llevar a una jungla? por Dios, ese niño se quedará traumado

    • admin 6 julio, 2015 at 05:13 Reply

      Bueno…digamos que después de su reacción hemos decidido no llevarlo al “Monkey Forest”, donde cientos de monos te quitan las cosas de las manos, se te suben encima, etc… Nuestro hijo se ha revelado como un urbanita de tomo y lomo 🙂

  • fani 2 julio, 2015 at 16:26 Reply

    Xulísiiiim

    • admin 6 julio, 2015 at 05:15 Reply

      Gracias!

      Hoy se nos ha dado por mirar los comentarios del Blog, pero por algún motivo no recibimos las notificaciones. Ahora hemos vistotus comentarios a los posts de Croacia, perdona que no dijésemos nada, pero no teníamos ni idea!

      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.