Trabajando duro para descansar en Budapest

Si algo tenemos claro, es que este es un viaje de nuestro tiempo, el tiempo de la razón y de no creer en augurios ni en supersticiones. Porque si nos creyésemos el más mínimo cuento paranormal, habríamos interpretado que los dioses NO querían que hiciéramos este viaje.

Desde el minuto 1 todo se puso en nuestra contra. Enumeremos:

  1. Salimos 45 minutos tarde de casa. Y sin gasolina…tenemos que parar a repostar.
  2. Llegamos al parking de larga estancia que alquilamos meses antes. Lleno. Nos mandan al parking normal con un sello que se supone nos dejará salir a precio reducido. Mi hermano se PIERDE en un parking.
  3. Nos encontramos, pasamos el control de seguridad y nos vamos a tomar algo. Mientras estamos tomando algo “tranquilamente” (los niños a 10.000 RPM), a Sandra se le salta un alambre de los dientes…como de 5 cm, sobresaliendo por la boca. Al principio nos reímos…hasta que no puede cortarlo…por fin lo corta. Nos hemos acojonado un poco.
  4. Justo cuando tenemos que ir a coger el vuelo, Héctor se tiene que ir al lavabo. Cuando miramos el monitor de nuevo: ULTIMA LLAMADA. Acabaos corriendo y entramos los últimos, con los de la compañía amenazando a cerrar puertas. Por los pelos! Estamos con los nervios en flor.
  5. Anuncian que el avión no va a despegar hasta dentro de 1 hora…nos queremos morir primero…y matar a nuestros hijos después.
  6. Por fin despegamos (90 minutos tarde). Despegamos en medio de tormentas, con rayos cayendo a cada lado del avión…feo feo.

Por fin llegamos a Budapest, y parece que la fortuna nos sonríe un poco. El transportista nos ha esperado y el piso alquilado es una pasada. Los niños están muertos de sueño o dormidos, así que ahí acaba el día…a las 03:00 am.

A qué hora nos despertaron los niños al día siguiente? A las 08:00. Vivan las vacaciones en familia!

3 comentarios sobre “Trabajando duro para descansar en Budapest

  • dora 25 agosto, 2014 at 19:47 Reply

    No en vano yo estaba preocupada la noche del viernes… Me alegro que todo esté bien ahora. Ánimo valientes! Cualquiera viaja solo o en pareja, pero con 4 niños, se ha de tenir cullons
    Un beso enoooorme

  • fani 25 agosto, 2014 at 20:27 Reply

    A ver…espero que no me volváis a decir que soy gafe cuando viajo, porque me ganáis! Ja!Ja!
    Sandra, un hierro ¿? Ufff. Espero que estés bien. Respirad hondo. Esto acaba de empezarrrr!!! Besos bichos

  • Natalia 2 septiembre, 2014 at 08:33 Reply

    Veo que no lo pasan nada mal! Pero tus seguidores queremos más! Jajaja
    Actualiza Sebas!
    Muchos besos para todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.