Primer contacto con Budapest

Nos levantamos temprano, pero salimos muy tarde. Igual que en casa.

Al salir de nuestro apartamento nos encontraos de lleno con la mega-noria que tienen aquí (imitando The London Eye, pero más pequeño y asequible). No hubo discusiones…sabíamos que acabaríamos montándonos, así que lo hicimos a la primera. Fue bonito, y nos permitió situarnos un poco viendo la ciudad a vista de pájaro.

Después nos pasamos un buen rato deambulando por el centro, comprando los billetes del bus turístico (vale la pena, aunque vayamos de super-guiris) y finalmente tomamos el metro en una misión para recoger los billetes de tren que compramos anticipadamente para el lunes.

Llegar a la estación de trenes fue una primera toma de contacto con la ciudad. Aunque en temas de accesibilidad tienen que mejorar mucho, los pasos de peatones se respetan y la señalización es bastante clara. El contraste entre el centro y los barrios periféricos es un poco mayor que en España…aquí la pobreza tiene cara de malnutrición y alcoholismo (van ligados). En España puedes encontrar lo mismo, pero quizás la diferencia es la proporción de población afectada (aquí parece que el alcohol es un problema serio)

La estación de trenes se cae a pedazos, pero tiene mucho encanto. Es como haberse colado sin querer en un plató de las pelis de Humphrey Bogart (de hecho estaban grabando una peli o algo así en ese momento)

Después de comer (bien y barato, sin ser alta cocina), nos montamos en el autobús turístico sin techo y nos pasamos 2 horas dando vueltas por toda la ciudad. Nos fue muy bien porque los niños durmieron y nosotros pudimos ver el “catálogo” de cosas que podíamos ver con más calma al día siguiente.

Cuando volvimos al punto de salida, cerca del apartamento, no tuvimos más fuerza que para pasar por el supermercado, hacer la cena e irnos a dormir.

Un comentario sobre “Primer contacto con Budapest

  • fani 25 agosto, 2014 at 20:33 Reply

    Pero qué guapísima está Amalia!!!Y cómo ha crecido !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.