La aventura tasmana: Día 2

Esta entrada pertenece a la serie Australia
Ver Más Entradas

Salimos a eso de las 09:30 de la mañana del hostal en dirección a «Bay of Fires», o lo que sería lo mismo «Bahía de Fuego».

El nombre le viene del color de las rocas que rodean la bahía (rojas y amarillas) y es uno de los lugares turísticos preferidos por los locales para pasar el verano (aquí hay que buscar playas como estas en las que las olas no sean enormes y se lleven a los niños mar adentro)

Todo esto lo supimos por Jason, que no paraba de explicarnos cada pequeño detalle sobre cada ciudad, lugar o monumento. Nos explicó cosas sobre la cultura local, sus leyendas urbanas, sus problemas políticos…un guía genial.

Paseamos durante un rato y vimos como Jason trataba, infructuosamente, de pescar algo. No es que no sea bueno pescando…fué mala suerte.

De ahí seguimos (menuda paliza de coche!) hasta Colomba Falls, unas cataratas rodeadas de uno de los «Rain Forest» (Bosques lluviosos?) más bonitos que hemos visto; y a una degustación de quesos de Tasmania (los mancheguitos están más ricos)

Llegamos bastante tarde al pueblo natal de Jason (Burnie) y compramos algunas cosas para hacer la cena. Cocinamos nosotros (Sebas y Sandra) un pastel de carne que pareció gustar (se lo comieron todo).

Jason nos dejó dormir en la nueva casa de su padre (con 4 habitaciones nuevecitas). La verdad es que todo fué genial con él y con Miren, y nos fuimos a la cama encantados de haber decidido conocer Tasmania con ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.