El sur también existe

Esta entrada pertenece a la serie Nueva Zelanda
Ver Más Entradas

Llegamos a Wellington después de no poder visitar la cima del volcán Tongariro por el mal tiempo y por estar todas las actividades suspendidas. Wellington no es una ciudad especial, pero es el punto de partida en ferry para la isla sur.

Sebas no estaba muy fino, así que durmió toda la tarde, llovía y hacía frío, vamos un día encantador. Compramos los billetes de ferry por internet: 2 personas y el coche por 4 horas de barco unos 80 euros, tampoco es muy caro.

Esa noche y cuando Sebas se recuperó fuimos a ver la peli “The happening”, que sin más preámbulos es una mierda de película. Nos arrepentimos de habernos gastado tanta pasta en el cine, aunque las palomitas estaban de vicio.

Al día siguiente  – después de llevarnos de souvenir una multa por mal estacionamiento totalmente injustificada, ya que la zona era gratuita a partir de las 4 de la tarde momento en el que llegamos nosotros…. que no pensamos pagar –  cogimos el ferry hacia Picton, en la isla sur.

Al entrar por el norte de la isla, pudimos contemplar al final del viaje los fiordos de Malborough Sounds, que como paisaje no están nada mal. Según habíamos leído y nos habían dicho, la isla sur tiene más paisajes que ofrecer.