Mañanita de Templos en Bangkok

Esta entrada pertenece a la serie Tailandia
Ver Más Entradas

Se suponía que teníamos que madrugar para no comernos el sol de media tarde y poder ver los templos de la ciudad más o menos frescos. Cuando estás de vacaciones, madrugar, sin decir una hora concreta o tener un avión esperando, es levantarse a las 09:00 de la mañana.

Después de un frugal medio-desayuno empezamos a caminar hacia los templos. Llegamos chorreando de sudor y un amable lugareño nos informó de que no podríamos entrar en pantalones cortos…hasta dentro de 2 horas que acababan las celebraciones tailandesas. Por supuesto, él conocía otro templo en el que podíamos pasar esas 2 horas…TIMO!

Pasamos del capullo y seguimos hacia el templo (que ya llevamos algunos días viajando) y llegamos al Wat Phra Kaew y al Grand Palace. Se trata de «lo que hay que ver» en Bangkok. Es algo así como la Meca budista, el lugar megasagrado por excelencia para el budismo tailandés (que es una rama distinta al hindú).

Una cosa si era cierta. No pudimos entrar con pantalones cortos, pero nos dieron pantalones largos y falda en la entrada (gratis).

La verdad es que hacía tiempo que no nos impresionaba algo construido por el hombre. Una cosa es que algo te guste…y otra que te impresione. En China los guerreros de Xian nos gustaron, pero no nos impresionaron en absoluto. Leshan por el contrario nos impresionó.

Pues bien, estos templos nos han impresionado sin lugar a dudas desde el primer momento. Las fotos no hacen ninguna justicia, pero de momento es la cámara que tenemos, así que esto es lo que podemos presentar:

De ahí nos fuimos al Wat Pho, un templo que alberga al Buddha acostado más grande del mundo (46 metros). Con este ya llevamos 2 megabuddhas (el de Leshan era más impresionante y bonito, pero este está francamente bien).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.