Primer dia en la casa

Esta entrada pertenece a la serie Viviendo en Irlanda
Ver Más Entradas

Se acabaron los días en Litton Lane. Esta mañana me he levantado tarde (y eso que había quedado para desayunar con Mirela, que se ha ido esta mañana) porque alguien me ha apagado el despertador (supongo que lo de ponerme los tapones para los oidos no es compatible con poner el despertador en una habitación con otras 9 personas :))

Ha sido casi imposible poner las cosas de nuevo en la mochila. No he comprado nada, pero me pesa más que cuando vine. Después de dejarlo todo preparado para irme, he salido en busca del dichoso PPS number, a lo que sería para nosotros la seguridad social.

He visitado 4 oficinas distintas hasta encontrar la que tocaba (con la consiguiente espera en cada una). Lo peor es que iba siempre de un lado del rio al otro…haciendo siempre la distancia más larga posible. Al final, después de 3 horas de caminatra y colas, he cursaso mi solicitud (I’ve applied for my PPS number!)

De vuelta al hostal y vuelta a despedirme de otros que se iban…esta vez franceses. Y luego un sueco se ha despedido de mi…apenas lo conocia. En fin, la gente de estos sitios a veces intenta ser demasiado “friendly” para crear ese ambiente que tanto gusta a veces.

He tenido que sacar 200 € (el cajero no me daba más) para dar el depósito de la casa…y me he llevado una grata sorpresa al comprobar que aun me quedaban 250 de los 500 que traje. Si descontamos los 120 del hostal, he pasado casi una semana con 130 euros! No está nada mal la media…considerando que estaba en pleno centro. Gasto menos aqui que en Tarragona!

Al llegar a la casa me he encontrado con un poquito de mal rollo. No por mi…pero una de las chicas (Karolina) está muy deprimida pq no encuentra trabajo…y eso puede hacer que tenga que volver a su pais. En general hay un halo de tristeza entre ellos por este tema, pero tampoco es que sean hermanos del alma y se desgarren las vestimentas. En cualquier caso, entre eso y que la chica que se va no ha dejado muy buen rollo, mi “bienvenida” ha sido bastante fría.

He pasado 2 horas relajado, sin ruidos y sin internet (no consigo que la WiFi funcione…tendré que hablar esta noche con Judith, la chica que se va y ha contratado la ADSL para pedirle info). He leido medio libro sobre grafitis en sao paolo (y acabaré la otra mitad antes de dormir). Al final me he decidido a romper un poco el mal rollo y he ido al Lydl (tenemos un Lydl a 2 minutos!!) a por comida.

He comprado cosas más o menos buenas (gambas, “jamon”, etc.) y unos bombones y una botella de vino (de Tarragona) para celebrar esta noche mi llegada…A ver si se dan cuenta de que hay que celebrarlo 😛

Me siento tremendamente raro sin Internet…pero tremendamente relajado. Hoy es un dia sin buscar nada…sin trabajar en nada, sin pasarme las horas leyendo noticas. Sólo música de U2 y un libro.

La noche será perfecta cuando oiga la voz de Sandra. Y a dormir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.